Thursday, September 07, 2006

ESCLAVISAJE MODERNO: TRABAJAR EN EXCESOY PERDER LA LIBERTAD

35, 50, 60 o mas horas por semana dedicadas al trabajo, 5 o 6 dias sobre siete, 3, 4, o 5 semanas al año de vacaciones, un mes sobre doce que cuenta un año! digamos que es lo que en promedio trabaja la gente alrededor del mundo para ganarse la vida si es que se la ganan y les alcanza a penas para sobrevivir.
Son pocos los privilegiados que pueden decir que su trabajo los pasiona, la gran mayoria o no les gusta lo que hacen, o les gusta pero no les pasiona y eso equivale a ser esclavos de su trabajo al cual le deben dedicar miles de horas y cientos de dias al año para ganarse la vida, sin olvidar los que dicen que se pasionan por lo que hacen pero que confunden pasion con conformismo, o con la buena situacion que les da su trabajo.
Es claro que para aquellos que ganan bien su vida y se pueden dar ciertos gustos el sacrificio vale la pena, pero mismo en ese caso cuando veo ciertas personas que tienen "buenos" trabajos y ganan muy bien su vida, pero para lograr eso tienen que realizar muchas horas de trabajo y pasar incluso seis dias de la semana en su trabajo a lo largo del año, me pregunto si de verdad el sacrificio que hacen vale la pena y si a eso se le suma el estres que acompaña algunos de esos trabajos, me pregunto una vez mas si de verdad vale la pena hacerlo. Los unicos que comprendo que pasen mas de la mitad de su tiempo en su trabajo son aquellos a los que les pasiona lo que hacen y entre ellos seguramente se encuentran muchos artistas como escritores, pintores, fotografos y deportistas.
La vida es corta asi se viva cien años, es que en realidad vale la pena entregarle una buena parte de esta al trabajo , en la cual se deja la juventud y quizas la salud?
Yo se que muchos se preguntaran que que estoy diciendo, que esto seguramente es escrito por un vagabundo, un perezoso, se diran que la unica forma de ganarse la vida dignamente es trabajando sino se estaria en la calle aguantando hambre , cosa que entiendo y lamentablemente es bien dificil vivir bien, disponiendo de la mayor parte de su tiempo libre, pero mismo si entiendo me pregunto si no se pudo haber vivido en una sociedad diferente asi no se pudiera "gozar" de tanto desarrollo o quizas la mejor palabra no sea gozar sino en muchos casos depender.
Que tal vivir como vivian o viven algunos indigenas sin horarios fijos, cazando o pescando? muy duro seguramente, imposible de hacerlo para mentes modernizadas y formateadas como las nuestras, acostumbrados a la comodidad que nos trae el desarrollo, como vivir sin la television, sin internet, sin la radio, sin el telefono, los vehiculos, las ciudades, el cine, las discotecas, los bares, los aviones, una casa o un apartamento bien equipado y tantas cosas mas? imposible! pero imposible ahora cuando lo tenemos y nos acostumbramos, antes cuando no lo tenian eran seguramente tan felices e incluso mas sin todo este frenesi, sin toda esa publicidad que nos empuja a consumir y a consumir, a vestir bien, a parecer alguien bien, una persona "bonita" un ganador. es que en realidad trabajar por todo esto vale la pena, es que haber inventado una sociedad diferente y mas calmada asi fuera menos desarrollada no hubiera sido mejor.
Y ahora me pregunto sobre los millones de personas que se pasan su vida trabajando, cual es el porcentaje de aquellos que gozan realmente de ese desarrollo, del fruto de su trabajo? una minoria seguramente, pues a la mayoria les tocan migajas mismo si se tiene acceso a parte de esa tecnologia. Y eso me lleva a pensar al caso de los telefonos celulares o portables a los cuales muchas personas en los paises pobres ahora tienen acceso pero se tienen que romper la espalda para poder pagar algunos minutos, es que es necesario, es que es justo trabajar por esto y por muchas cosas mas que en realidad no necesitamos pero que ahora se vuelven necesarias y para ciertas personas vitales, es que antes cuando no existian eramos mas infelices?
Trabajamos para acceder a todas esas cosas a las cuales solo un pequeño porcentaje tienen la oportunidad de acceder plenamente. La mayoria de la gente trabaja duramente por ganarse unas migajas y para los intereses de unos pocos que ganan mucho y de los cuales muchos se pasan su vida trabajando para mantener su nivel de vida y perder al mismo tiempo una parte de su vida.
Me hablaran de los progresos en la salud y al acceso que se tiene a esto cuando se trabaja ( en algunos casos claro esta) me hablaran de la educacion que se les da a sus hijos y del bienestar al que puede acceder su familia y les doy razon, pero sin embargo existen algunos peros como cuando apenas se ve crecer a sus hijos pues el trabajo le da poco tiempo para verlos o de gozar plenamente de estos pues el cansancio en ocaciones lo impide y el sofa resulta mas tentador, si es que se gana lo suficiente para comprarse un sofa a pesar de trabajar como un burro.
El problema de trabajar demasiado no se da para muchas personas quienes tienen un buen nivel de vida, pues esto los dopa y mas que doparlos se puede decir que los hace felices y el problema es este pues una gran parte de la poblacion mundial trabajan duro y hacen otros sacrificios para acceder al nivel de vida de esos privilegiados sin lograrlo y otros y son muchos, simplemente por sobrevivir.

En todo caso personalmente no me quejo pues se que tengo suerte y no cambio por nada aquellos momentos excelentes que me puedo dar con el dinero que me aporta mi trabajo, como por ejemplo unas excelentes vacaciones en mi pais al lado de mi familia durante un mes... pero no soy ciego y veo lo que pasa a mi alrededor, me doy cuenta de lo que pasa en la sociedad en la que vivo y viendolo bien lo berraco de todo es que las cosas podrian ser distintas, si nos hubieramos hecho la vida mas "facil" disfrutariamos todo el año de nuestra familia y todos aquellos que se destruyen el cuerpo o pierden su tiempo trabajando o aquellos que no ven sus hijos crecer o no pueden dedicarse a cosas que en realidad los llenaria espiritualmente, o pierden su mujer o so marido o no encuentran por falta de tiempo serian seguramente mas felices. Y no es que me considere infeliz pero una sociedad distinta hubiera sido posible y menos esclavisante, sin pasar tantos trabajos...

Trabajar esta muy bien para ganarse la vida pero perder una buena parte de esta por trabajar no lo es tanto. todo tiene sus limites incluso el trabajo y no los supimos encontrar a nivel social, simplemente algunos individuos disfrutan de la verdadera libertad.

6 Comments:

Anonymous Anonymous said...

hola colombiano es interesante tu planteo y me siento identificada con tus planteos si quieres puedes darte una vuelta por www.grietasyesperanzas.bitacoras.com
escribo sobre educacion yesas cosas pero desde la optica de una comodorense je! Arg.
bueno, saludos y apoyoeste emprendimiento

4:59 AM  
Anonymous Anonymous said...

Hombre,hombre , nada de regresiones,calcule que si en vez de estar haciendo su trabajo, cualquiera este sea,limitado a solo cuarenta horas a la semana o menos ,como creo que es en Francia,puede darse el lujo de muchisimas horas de ocio, con la tranquilidad de tener lo previsto para llevar una vida decorosa, aunque claro ,condicionada a su trabajo en alguna empresa, de alguna manera esclavo del deber.

Figurese amigo mio,luciendo la mas elegante de sus desnudeces, encaramado en las ramas de frondosos arboles cazando pajaros o robandoles sus huevos para sobrevivir, o pasarse un dia corretendo a un agil venado en procura de su deliciosa carne y util piel, cuanto esfuerzo y cuantas hambres ,incomodidades del frio y la lluvia o la inclemencia de un sol ardiente, esclavo no de un trabajo racional sino esclavo de su propia supervivencia, cuanto esfuerzo ,cuantas limitaciones, largas horas de lucha para apenas lograr sobrevivir, siendo en realidad esclavo de la necesidad, sin tantas horas de comodo ocio.

No mi amigo, no puedo aceptar su premisa, mil veces mejor la esclavitud de un trabajo racional, remunerado, que una esclavitud fatigosa para solo sobrevivir.

Floro Florez de Apodaca

10:58 PM  
Blogger Colombianos en Londres said...

Eran las 5 de una tarde maravillosa y estaba en el centro comercial Unicentro con una amiga abogada. Íbamos por la mitad de un “casillero del diablo” que habíamos pedido para celebrar los contratos que habíamos firmado un poco antes en la notaria, y, que serían beneficiosos para los dos. A ella la harían más rica y a mí me acercarían un poco más a mis sueños. La charla se centraba, como es natural, en lo que el futuro nos traería. El plan de negocios era excelente, así no lo habían dicho en el banco. Por lo tanto, el futuro que nos esperaba era el mejor. En medio de la charla, se nos metió el tema de la felicidad, como tantas veces en nuestras charlas a lo largo de los años. De adolescentes, cuando estábamos decidiendo que hacer con nuestras vidas, nos habíamos hecho la promesa solemne de ser felices y de luchar a brazo partido por serlo. 15 años después, los dos habíamos tomado caminos diferentes, ella se quedó y terminó la carrera, yo me marché a vagar por esta vieja Europa que tanto anhelaba conocer. Durante muchos años perdimos el contacto, ya sabes, cuando te metes de lleno en tus cosas y en la lucha por vivir, siempre estamos ocupados y lo usamos como una excusa para dejar de ver a los amigos o a la familia, y poco a poco, pierdes la esencia de la vida, lo básico y simple, y, se te va olvidando que cuando eres joven lo tienes claro aunque parezca que no es así: tan solo queremos ser felices.

De repente, una risa infantil nos hizo voltear a mirar. Afuera del restaurante, una chiquilla de unos 10 años se encontraba sentada en las escaleras de la plazoleta central del centro comercial comiéndose un helado. A su lado, los padres intentaban hacerle cosquillas y por eso se reía, además estaba el riego de que se le cayera el helado, lo cual añadía mas placer a las cosquillas. Mi amiga y yo nos quedamos mirando la escena. La humildad de la familia era tan evidente como evidente era su felicidad. No vestían ropa de marca, el señor tenía unas manos inmensas y callosas, y la señora las tenía curtidas y con las marcas de las señoras que trabajan en casas de familia. Eran ya las 6 de la tarde y se notaba que el señor acababa de terminar de trabajar y había salido con la familia a comerse un helado. Simple, sencillo, y muy feliz.

Mi entrañable amiga me confesó entonces, tal vez animada por el excelente vino chileno, que algo le atormentaba el alma. No recordaba la última vez que se había sentado a comer un helado con su hija. El medio en el que se envolvía le había robado la esencia de la vida. De nada servia su apartamento en un condominio hermoso y con magnificas vistas a los cerros tutelares de Cali o su inmensa casa de campo con piscina, o ninguna de sus posesiones. Mi entrañable amiga no era feliz, es más, a veces era completamente infeliz. Trabajaba más de lo que descansaba y a veces no veía a su hija, la cual, poco a poco y entre más crecía se convertía en una extraña para ella. En medio sollozos mi amiga me dijo: “Me debes de considerar fracasada, ¿no es verdad?” Entonces me dí cuenta que lo que más le importaba era lo que alguien pensara. Exactamente el error que cometemos los demás seres humanos en este planeta: la felicidad viene de afuera, nunca de adentro; de tener plata, ser guapo, tener unas tetas infladas y un buen carro, para algunas personas es más importante adonde se va de vacaciones que el colegio donde están estudiando los hijos, las mujeres quieren estar delgadas para que las otras mujeres se mueran de envidia, los hombres queremos el carro más potente y de moda para que los otros hombres nos respeten. Siempre partiendo de los demás, de afuera. Nunca de adentro. Es entonces cuando comenzamos a trabajar como esclavos y perdemos el rumbo. Para poder tener esas posesiones que “nos harán felices” según el modelo del “american dream”. La plata es la respuesta. Al menos eso creemos y por eso trabajamos como esclavos.

Un saludo desde Londres

7:43 PM  
Blogger contra el racismo said...

A todos:
Mis disculpas pues por falta de tiempo no pude responder los comentarios.

4:30 PM  
Anonymous Anonymous said...

les animo a que se unan a este grupo de facebook e inviten a sus amigos un saludo!
y digamos no al racismo!
http://www.facebook.com/group.php?gid=203257418013

1:49 AM  
Anonymous kaze said...

supongo que no hacia falta ni decirlo
les queda claro ¿no? el rap esta contra el racismo

escuchen el tema de mi url

12:06 AM  

Post a Comment

<< Home